Comenzamos esta semana de celebraciones tradicionales relacionadas con el Miedo, con una maleta cargada de ellos y sus antídotos, con fórmulas que nos facilitarán su cercanía y su comprensión, ya que aquello que se rechaza, se vuelve más fuerte y duradero.

“La mente debería ser como el agua de un estanque, que cede ante cualquier cosa que se introduce en ella. No pone resistencia alguna. Y como siempre cede, nada puede dañarla. Podemos intentar golpearla con el objeto más pesado o cortarla con el arma más filosa, pero nunca conseguiremos herirla. El agua consiente lo que le llega desde fuera y se deja atravesar. A veces intentamos endurecernos, volvernos firmes como la piedra, impenetrables. No nos damos cuenta de que al oponer resistencia es justamente cuando salimos heridos. Si fuésemos como el agua y nos dejáramos atravesar en lugar de pelearnos con lo que nos sucede, nos volveríamos invulnerables. Nada podría lastimarnos. Nada nos desgarraría. Dejaríamos que las cosas nos atravesasen para luego recomponernos y volver a la calma. Aceptar que cada cosa es lo que es, en su máxima expresión, significa justamente eso: convertirnos en un estanque de agua”.

– Alan Watts –

Aceptar y abrazar nuestros miedos, lejos de hacernos débiles, nos fortaleza y nos convierte en protagonistas de la superación y transformación de los mismos. Todos, absolutamente todos, tenemos miedos y, aunque seamos capaces de vencerlos o superarlos en un momento dado de nuestra existencia, pronto llegarán otros que tendremos que afrontar de nuevo, y así sucesivamente. Es por tanto, imprescidible educarnos en la aceptación de esta emoción tan básica y tan necesaria para la supervivencia, a la vez que para el desarrollo de nuestra personalidad. “Quedarnos atrapados en el miedo es privarnos de la posibilidad de crecer y evolucionar, y de transformarnos en aquello que nunca creímos posible”, comenta Mario Alonso Puig en una de sus muchas y excelentes entrevistas y conferencias.

No se trata de vivir sin miedos, se trata de conocer nuestros miedos para transformarlos en oportunidades de crecimiento y evolución. Esta semana queremos mirar de frente a nuestros miedos, adentrarnos en nuestras oscuridades, queremos conocerlas y conciliarnos con ellas. Para ello, os invitamos a reflexionar, una semana más, con nuestras “fichas de autocoaching”. ¡Feliz encuentro con vuestros miedos a tod@s!

1102201511032015 11042015