Con esta nueva semana finalizamos un mes de septiembre repleto de novedades y sorpresas. El inicio del curso muy seguramente nos ha traído todo eso y mucho más. Decía Facundo Cabral: “Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo”. ¿Curioso verdad?. Lo novedoso nos sitúa en el presente y nos ofrece la posibilidad de disfrutarlo en toda su plenitud. Novedad, curiosidad, disfrute, plenitud…

Los seres humanos somos una especie con un amplio sentido de la curiosidad que nos ha permitido, siglo tras siglo, descubrir y aprender multitud de nuevas cosas para avanzar y llegar hasta nuestros días. Si bien, la curiosidad en el ser humano va más allá del simple hecho de descubir algo nuevo. Es la base del aprendizaje, el motor de nuestra maduración como personas, el resorte que nos hace caminar hacia el sentido deseado. Sin esta capacidad careceríamos de la motivación suficiente para desarrollarnos.

En este sentido, la educación familiar y la que se ofrece en los centros educativos y escuelas debe promover y fomentar esta capacidad, ofreciendo herramientas educativas que la desplieguen y desarrollen. Por su parte, el coaching educativo, como herramienta de trabajo en el aula, ayuda a elevar a la conciencia aquellos aspectos de nuestro aprendizaje que se conectan con ese espíritu curioso que todos poseemos. Siendo conscientes de estas áreas en las que nuestra curiosidad se dispara podemos aprovechar más nuestro caudal de conocimientos y usarlo de la manera adecuada para conseguir nuestros objetivos y metas.

Esta semana la dedicamos a esta Curiosa capacidad. Y, como de costumbre, nuestras “fichas de autocoaching”. ¡Feliz final de septiembre a tod@s!

0928201509292015 10012015