Esta segunda semana del mes de noviembre llega “sin pensar”….así, de repente, sin que hayamos sido conscientes de que comenzaba.

Eso nos ocurre en numerosas ocasiones, ¿verdad?. Repentinamente, ocurre algo producto de que hemos actuado de una forma o de otra sin pensar. Es como si algo nos propulsara, como si una fuerza interna guiara nuestro comportamiento más allá de una voluntad consciente. Y cuando nos preguntamos “por qué lo hemos hecho”, no solemos encontrar una respuesta inmediata ni definida. Simplemente “no sabemos”.

¿Impulsividad o Espontaneidad?. En ese rango de “no reflexión” y de “poca o nula consciencia” se mueven estos dos rasgos de personalidad de los que hablaremos esta semana. Dos términos con una franja común, el acto no reflexivo, si bien se gestan, se desarrollan y poseen características bien diferenciadas.

Actos impulsivos y actos espontáneos generan resultados, sensaciones, emociones y sentimientos muy diferentes, por lo que se hace interesante y necesario para el oportuno desarrollo personal conocer bien cuál es la naturaleza y las consecuencias de ambos, con el fin de que nos ayuden a relacionarnos de manera saludable con nosotros mismos y con los demás.

Desde el punto de vista educativo, manejar y gestionar adecuadamente los actos impulsivos y espontáneos puede suponer una gran diferencia a la hora de asimilar aprendizajes, previniendo posibles consecuancias no deseables derivadas de ello. Desde la familia también se hace necesario conocer y gestionar estos comportamientos que pueden ayudar a conseguir entornos más felices y desarrolladores.

A través de las herramientas de coaching educativo, podemos conocer más a fondo cómo actuamos, si somos más impulsivos o espontaneos y en qué situaciones se da más uno u otro comportamiento, generando así una conciencia de nosotros mismos que nos permita elegir en cada momento cómo actuamos para conseguir resultados deseados. También mediante técnicas de autocontrol y de relajación podemos aprender a manejar nuestros pensamientos y a canalizar nuestros actos.

Y, como cada semana, nuestras “fichas de autocoaching” para comenzar a ser conscientes de nuestras impulsividades y espontaneidades. ¡Feliz semana a tod@s!

 

11092015 11102015 11112015