Iniciamos esta semana despidiéndonos de noviembre y dando paso al último mes del año. Un mes con un alto contenido simbólico en lo que a CELEBRACIONES se refiere. Con el talante festivo propio de estas fechas, esta primera semana queremos dedicarla a algo tan humano como “divino” 😉 …. ¡a CELEBRAR!.

Las celebraciones están íntimamente vinculadas con el disfrute, la diversión, el placer y la distracción de las preocupaciones. Celebrar supone compartir, socializarse, establecer nuevos lazos afectivos o reforzar los ya existentes. Cuando celebramos algún hecho o acontecimiento, contribuimos a generar sentimientos de unión y pertenecia que ayudan a aumentar nuestra autoestima y a mejorar nuestras relaciones personales. Un logro, una meta, un suceso o acontecimiento, una fecha memorable… Amistad, cordialidad, oportunidad, encuentros y reencuentros, reuniones…

Cuando celebramos algo también tratamos de conmemorar valores humanos esenciales. Solidaridad, afecto e identidad son algunos de esos valores que se fomentan en las celebraciones. También emanan sentimientos positivos en los que el amor, el cariño y el buen ánimo suelen estar bien presentes.

En todos los puntos del planeta existen motivos a diario para celebrar. No en vano, poseemos calendarios repletos de efemérides que nos recuerdan cientos de estos motivos. Se evidencia, por tanto, la necesidad del ser humano de buscar y encontrar en cada acto de celebración la motivación necesaria de festejo y prosperidad compartida.

Las fiestas navideñas de este mes son fechas cercanas de las que disponemos para encontrar algunos de esos motivos. Sin embargo, cualquier momento, cualquier día y cualquier pequeña razón que se nos ocurra puede ser un motivo único e irrepetible para celebrar, que a buen seguro nos reportará el ánimo, la ilusión y la esperanza necesaria para seguir avanzando.

En las empresas, con los amigos, en familia, en la escuela, con los compañeros e incluso en solitario, podemos encontrar nuestro particular motivo de celebración que conectará con nuestra capacidad de disfrute y diversión, tan útil como necesaria para nuestro desarrollo personal. Con nuestras “fichas de autocoaching” te animamos a buscar tu particular motivo y a CELEBRAR LA VIDA, ¡tu vida!.

1130201512012015 12022015